Me matas

No sé qué se me ha dado pero ahora, casi el 80% de lo que escucho en mi auto son canciones de Luis Fonsi. Qué fresa, qué ignorancia musical… I am sorry. Ese hombre me cautivó y la fuerza, la pasión, la alegría y la pena con la que interpreta sus composiciones, derrota toda mi pretendida e inalcanzable alcurnia musical. Nuevamente, I am sorry.

Hay una canción que no tiene nada que ver con lo que voy a escribir, pero se me viene y me viene y me viene a la cabeza cuando pienso en ello. Se llama “Me matas”, y en la versión en concierto, comienza así (el comentario de Fonsi): “Qué malo es cuando te engañan, ¿no? Te miran a los ojos como si nada, pero te están engañando, y uno siente que se está muriendo por dentro”. Habla de la típica sacada de vuelta… aunque a mí me trae a la cabeza la sacada de vuelta que podemos hacernos nosotros mismos cuando ponemos el corazón en la mano.

Tú sabes que no te conviene. Él/ella no es la persona de tu vida. Porque es inseguro, porque es inestable, porque sabes que sufrirás innecesariamente… y sin embargo, ahí estás, a su lado, compartiendo tu alma con la suya. Solo te conformas con su presencia, con su sonrisa, con el eufemismo de que estás haciendo los méritos para que pronto sienta lo mismo que tú. Y no importa, no importan las razones…. pero sí importan. Porque cuando el show termine y se apaguen las luces, no será a ti a quien dará el beso de las buenas noches. ¿Y sabes por qué? Porque simplemente no te conviene, no es para ti, no lo pensó Dios como tu compañero/a. Y al no tener la valentía de aceptarlo, asumirlo, superarlo, te friegas la vida deseando tenerlo/a cerca siempre, engañándote, muriéndote por dentro de a pocos, porque sabes que “somos lo que fue, fuimos lo que ya no es”.

Puestas de este modo las cosas, lo más razonable es decir “next” y dejar que el show continúe. Tragándote o no tus lágrimas, simplemente dejar que continúe. Total, siempre, “show must go on”. Sin embargo, hay una herida no cerrada y uno siente que late, que arde, que está presente y que no hay cuándo se largue. Y vuelves al principio, al principio del dolor que tú solo te creaste cuando te sacaste la vuelta: a darte cuenta de que es mejor así, de que su alma maravillosa y la felicidad compartida fueron el castillo de arena que tú te fabricaste para darle consuelo a tu corazón apagado, triste, jodido. Y que lo tienes que exorcisar, sin ayuda, sola/o, porque ni tus amigos pueden intervenir. Así que tú, sola/o, irás pasando saliva, respirando y esperando a que pase. Todo se pasa, nada se muda, decía Santa Teresa de Jesús. Y hoy, cantando y repitiendo “se supone que es muy fácil repetir qué bien me va”, pues llegará el día de la calma, de la paz. La paz es producto de la guerra, y esta guerra la tienes que ganar, sin engaños ni entregas tóxicas para un corazón que está hecho solo para amar, a Dios, a los demás, y a esa persona especial que en Suzuki azul o Tico amarillo ya llega para matarte de verdad… pero a puñaladas de cariño y cinturones de sonrisas.

pd: me da mucha curiosidad pensar en todas las especulaciones que generará este post, en los comentarios subrepticios que harán aquellos que disfrutan descubriendo personajes de la vida real en mis historias, como si me apellidara Bayly. Provecho, les espera una larga sesión de chisme… porque no atinarán.

Anuncios

5 comentarios en “Me matas

  1. No tengo web…pero me gusta mucho lo que dices…es verdad mejor cerrar la pagina, comenzar de nuevo… me gustaria decirte mas cosas pero las palabras se hacen cortas

  2. la q mata eres tu con lo q escribes es muy cierto lo leo y lo releo …… es lo q pasa y esta afectando mi vida !!!!! ….. pero como escribes ya pasara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s